Tinción de piscinas

Tinción de piscinas

Las manchas se deben a la presencia de metales en el agua. Antes del tratamiento, debemos averiguar cuál es la causa de las manchas.

Una mancha es algo que altera el aspecto de la superficie de la piscina en detrimento de la misma, puede ser del tamaño de una pinza de pelo o cubrir toda la piscina. Las manchas son causadas por un desequilibrio del agua que introduce óxidos metálicos en la piscina. Estos óxidos metálicos son invisibles y sólo se hacen evidentes cuando se han depositado en las superficies de la piscina. Estos metales reaccionan con un pH bajo o con el cloro y dejan manchas de color oscuro en las superficies, que son lo que llamamos manchas.

Paso 1 - Quitar la mancha

El tratamiento de una mancha es un proceso de dos pasos. El primer paso es añadir Multi Stain Remover o Spotaway (¡sólo para piscinas de fibra de vidrio!) para levantar la mancha. Multi Stain Remover está específicamente diseñado para eliminar manchas como las de hierro, cobre, manganeso, tanino y cobalto, mientras que Spotaway está específicamente diseñado para eliminar y prevenir las manchas de ósmosis del punto negro en piscinas de fibra de vidrio.

Paso 2 - Prevenir la reincidencia

El segundo paso es prevenir la reaparición de nuevas manchas. En cuanto vea que la mancha se levanta, debe añadir No More Metal. Esto permite que los iones metálicos que se han levantado de la superficie se mantengan en suspensión en el agua y se depositen en el filtro. Si no se añade No Más metal, las manchas volverán a aparecer en las superficies de la piscina.

Mantener el agua con gas

El segundo paso es prevenir la reaparición de nuevas manchas. En cuanto vea que la mancha se levanta, debe añadir No More Metal. Esto permite que los iones metálicos que se han levantado de la superficie se mantengan en suspensión en el agua y se depositen en el filtro. Si no se añade No Más metal, las manchas volverán a aparecer en las superficies de la piscina.

Saber qué tipo de mancha tiene ayuda tanto a determinar el mejor tratamiento como a adoptar medidas preventivas para evitar que vuelva a aparecer. A grandes rasgos, las manchas se dividen en cuatro categorías:
Manchas orgánicas - En la mayoría de los casos, se deben a hojas, algas y suciedad que han entrado en el entorno de la piscina y han permanecido en el mismo lugar durante semanas. Los colores más habituales de este tipo de manchas son el amarillo, el verde y el marrón.
Manchas metálicas - El más común es el hierro, que produce manchas amarillas y marrones, y las manchas negras en las piscinas de fibra de vidrio, que son manchas de cobalto.
Calcificación - Aunque estrictamente no se trata de una mancha, el sarro de calcio puede parecer una mancha, ya que el propio sarro puede colorearse debido a la inclusión de metales y suciedad. Suele tener una textura áspera y un tacto similar al papel de lija.

El mejor método para determinar qué mancha tiene es llevar una muestra de agua de su piscina a un taller de piscinas profesional. Explíqueles el problema y pídales que analicen la presencia de metales.

Las manchas son causadas principalmente por un agua desequilibrada que puede introducir metales en el agua. Éstos reaccionan con el cloro y/o el pH alcalino para dar lugar a óxidos metálicos de color oscuro que denominamos manchas.

Los metales pueden introducirse por varios métodos, pero normalmente:
Sal - Si tiene una piscina de agua salada, la sal que utiliza puede ser la causa más común de manchas. La sal puede contener metales como el hierro y el manganeso que, con el uso prolongado, se disuelven. Las manchas de hierro pueden ser de color verde, amarillo o marrón, mientras que las manchas de manganeso tienden a ser de color marrón oscuro o negro.

Niveles bajos de cloro - Si se ha permitido que el nivel de cloro libre caiga por debajo de 3,0 PPM en verano, por la razón que sea, entonces se ha creado un entorno que promoverá el crecimiento de algas.

Cloro líquido - Tras un uso continuado durante muchos años, puede acumularse hierro, que tiende a adquirir un color amarillo o marrón.

Fuente / Recarga de agua - Si se abastece de agua de pozo, ésta puede contener metales no deseados como hierro, manganeso o cobre.

Manchas orgánicas - Las manchas orgánicas son causadas por el crecimiento de algas, manchas de hojas o suciedad arrastrada a la piscina y dejada más de una semana. Suelen ser de color amarillo o verde.

Accesorios metálicos - El agua de piscina desequilibrada, normalmente de naturaleza ácida, tendrá un efecto perjudicial en los accesorios metálicos. Esto es evidente en las piscinas elevadas, donde la escalera y las paredes pueden ser de acero inoxidable barato que se corroe.

Osmosis en piscinas de fibra de vidrio - Las manchas negras en las piscinas de fibra de vidrio no deben confundirse con algas, ya que se trata de manchas de óxido de cobalto. El cobalto procede de la ósmosis del gel coat que lixivia parte del catalizador de cobalto de la resina de fibra de vidrio (poliéster). La ósmosis también se caracteriza por la aparición de ampollas en el lugar de la mancha negra.

Alguicidas a base de metales - La sobredosificación y/o el uso incorrecto de alguicidas a base de cobre pueden manchar la piscina.

La forma de tratar la mancha es clave para evitar que vuelva a aparecer. A continuación se indican los puntos clave que debe recordar:

  1. Desclorar siempre la piscina antes de tratar las manchas: el cloro presente en la piscina puede neutralizar los quitamanchas y restarles eficacia.
  2. Asegúrese siempre de dosificar la cantidad necesaria de Multi Stain Remover o Spotaway (o piscinas de fibra de vidrio) - Una cantidad insuficiente de producto puede hacer que no se elimine toda la mancha.
  3. Se debe tener precaución con el mármol de color y las piscinas de vinilo - Cuando se utilice en acabados de mármol de color o revestimientos de vinilo impresos NO permita el contacto directo con la superficie de la piscina. En estos casos, se recomienda colocar el producto en un calcetín sujeto a un palo telescópico y sujetarlo cerca de la zona manchada.
  4. No añada siempre más metal - En cuanto vea que la mancha se levanta, añada No Más Metal. Esto permite que los iones metálicos que se han levantado de la superficie se mantengan en suspensión en el agua y se depositen en el filtro. Si no añade No Más Metal, las manchas volverán a aparecer en las superficies de la piscina.
  5. Lave siempre a fondo después del tratamiento antimanchas - Esto garantiza la eliminación del filtro de cualquier resto no deseado de iones metálicos, materia orgánica e incrustaciones.
  6. El tratamiento antimanchas puede enturbiar la piscina. Miraclear Clarificador Líquido o Miraclear Cubos de Gel para corregir este tratamiento posterior.
  7. Hay que tener cuidado al reequilibrar el pool - La causa principal de la reaparición de manchas se debe a que el agua de la piscina se reequilibra con demasiada rapidez. Esto hace que los iones metálicos vuelvan a "tamponarse" fuera de la solución para volver a depositarse en las superficies de la piscina. Tanto Multi Stain Remover como No More Metal son productos muy ácidos, por lo que reducirán tanto la alcalinidad total como el pH del agua de la piscina. Cuando reequilibre el agua, no aumente la alcalinidad total más de 20 ppm al día. Una vez que la alcalinidad total esté en el nivel correcto (80 - 120 ppm), ajuste el pH según sea necesario y añada el desinfectante registrado.
  8. Piscinas de fibra de vidrio - Recuerde siempre que la mancha negra en las piscinas de fibra de vidrio es el resultado de la ósmosis, que es la descomposición de la resina de fibra de vidrio (poliéster). Nuestro tratamiento no solucionará el problema de la resina en sí, sólo actúa como curativo de la decoloración. Para prolongar el tiempo entre tratamientos de ósmosis, recomendamos el uso de No Más Metal de forma continuada, asegurándose también de que su piscina está correctamente equilibrada.
  9. Longevidad de la mancha - Cuanto más tiempo lleve la mancha, más difícil será eliminarla.. El secreto está en identificar la causa y tratar la mancha en cuanto aparezca.